Impacto de la caza en el entorno rural

#

El sector de la caza tiene un impacto significativo en la España rural, tanto desde un punto de vista económico como social y ambiental. Aquí te presento algunos de los aspectos más relevantes respaldados por datos y números:

  1. Impacto Económico: Según la Federación Española de Caza, el sector cinegético genera un volumen de negocio de alrededor de 6.500 millones de euros anualmente en España. Esta cifra incluye directamente los ingresos por licencias, arrendamientos de terrenos y servicios relacionados, así como el gasto indirecto en alojamiento, alimentación y transporte por parte de los cazadores. Ejemplos similares en torno a la generación de 10.000 millones de euros al año en España son: el sector de la belleza (cosmeticos y perfumes), o el producto interior bruto anual de La Rioja.

  2. Empleo Rural: La caza es una fuente importante de empleo en áreas rurales donde otras oportunidades económicas pueden ser limitadas. Se estima que la actividad cinegética sostiene unos 187.000 empleos, entre directos e indirectos, en todo el país. Muchos de estos empleos están en zonas rurales, incluyendo guardas de caza, gestores de cotos, y personal en servicios de hospitalidad y logística.

  3. Conservación y Gestión del Medio Ambiente: La caza regulada ayuda a mantener el equilibrio ecológico en áreas rurales. Los ingresos generados por la caza se reinvierten en muchos casos en la gestión y conservación de hábitats naturales, lo que beneficia tanto a la biodiversidad como a la comunidad local. En España, los cotos de caza ocupan millones de hectáreas, en concreto el 85% de su superficie.

  4. Desarrollo Social y Turismo Rural: La caza atrae a visitantes nacionales e internacionales, lo que impulsa el turismo rural. Esto no solo mejora la economía local, sino que también fomenta el mantenimiento de las tradiciones culturales relacionadas con la caza y la naturaleza. El turismo cinegético puede ayudar a preservar los paisajes rurales y promover el patrimonio cultural.

  5. Investigación y Educación: Parte del dinero generado por la caza se destina a la investigación y la educación sobre la gestión sostenible de la fauna y los hábitats. Esto incluye la financiación de estudios sobre las poblaciones de especies cinegéticas y no cinegéticas, lo cual es crucial para la toma de decisiones informadas en el manejo de los recursos naturales. Algunos ejemplos son la Fundación Artemisan o el Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (I.R.E.C)

Estos datos reflejan cómo el sector de la caza contribuye de manera integral al desarrollo de la España rural, proporcionando beneficios económicos, sociales y ambientales.

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar todas” o configurarlas pulsando el botón “Configuración de cookies”.
Para obtener más información lea nuestra Política de Cookies.